EAT & DRINK

restaurante playa

Apetitos. Los más selectos. Un plato de ostras y besos con sabor a mar.  Disfrutar de la vida. Compartir en la playa el mejor vino con los amigos. Huir de la rutina. Excitar la lengua con texturas y gustos lejanos. Exóticos. Vanguardistas. Saciar el impulso carnívoro clavando los colmillos en una carne perfecta: tierna, sin resistencia, preparada justo a tu gusto. Inaugurar la fiesta con una botella de champagne francés. Burbujas. Risas. La noche. Nuevos apetitos para la lengua. El despertar. Dulce o salado. Tú eliges. Pero siempre divertido. Diferente. Un desayuno sorprendente para un día lleno de promesas. Los sabores de Ushuaïa. No dejes de probarlos.